Principal Iglesia Las 10 cualidades principales de los buenos líderes de estudios bíblicos

Las 10 cualidades principales de los buenos líderes de estudios bíblicos

Bloc de notas de estudio bíblicoReclutar líderes para un estudio bíblico puede parecer una tarea abrumadora. Estas son las diez cualidades principales que debe tener en cuenta al comenzar su búsqueda.

  1. Los buenos líderes son contagiosos - Busque aquellos cuyo interés en la Biblia sea contagioso. La gente no espera que un líder de estudio bíblico sea un experto en la Biblia. Lo que causa la mayor impresión es el entusiasmo del líder por profundizar, ¡que se contagia a todo el grupo!
  2. Los buenos líderes son aprendices - De la mano del amor por la Biblia hay un interés sincero en el material que se enseña. Incluso si el líder considera que la lección de la semana es un poco seca, los buenos líderes vienen listos para sumergirse. En esencia, los buenos líderes de estudios bíblicos son estudiantes que están listos para ver lo que Dios puede hacer semanalmente.
  3. Los buenos líderes se preparan - Los miembros entienden cuando la semana de un líder se vuelve inesperadamente ocupada, pero los buenos líderes priorizan la preparación. Así como el entusiasmo por la Biblia es contagioso, estar preparado también se pone de moda. Y recuerde que la organización y la preparación pueden verse diferentes. Incluso si una persona está un poco desorganizada, eso no significa que no será un gran líder.
  1. Los buenos líderes ponen la alfombra de bienvenida - El líder fomenta un entorno seguro y acogedor. Incluso si el día de un miembro comienza ajetreado, entrar a un estudio bíblico y ser recibido por la sonrisa de un líder realmente puede ayudar a cambiar las cosas. Desde el momento en que comienza el estudio, una buena líder asume su responsabilidad de guiar a los miembros, lo que mantiene el ambiente amigable y alentador.
  2. Los buenos líderes valoran las historias de las personas - En un estudio bíblico, ceñirse al material es genial, pero permitir que las personas tengan la oportunidad de compartir cómo Dios está obrando en sus vidas a menudo también es un maestro poderoso. Cuando los miembros se sienten seguros al contar su historia, anima a todos a compartir con mayor libertad.
  3. Los buenos líderes aprecian las estaciones de la vida - Lo más probable es que haya una mezcla colorida de ideologías, antecedentes y temporadas de la vida en un grupo. Los buenos líderes fomentan la opinión de todos, pero también saben cómo redirigir las tangentes. Poseen una madurez espiritual que les ayuda a navegar en discusiones complicadas. Dan un paso al frente y piden a las personas que compartan lo que están aprendiendo, pero también pueden respetar si las personas están en una temporada en la que compartir es incómodo.
  4. Los buenos líderes equilibran el crecimiento y la comunidad - Un líder centrado solo en el crecimiento mientras ignora las necesidades de un grupo para conectarse entre sí puede parecer una mano dura. Un líder que solo fomenta un sentido de comunidad tendrá un gran momento social, pero logrará poco con el estudio, lo que puede ser desalentador para aquellos que vienen preparados. Los líderes fuertes tienen metas para el grupo que son tanto sociales como espirituales y buscan tener un equilibrio de cada una dentro del tiempo de estudio.
Estudio bíblico de la iglesia o registro para un refrigerio en grupos pequeños Formulario de registro del estudio bíblico del ujier de la iglesia
  1. Los buenos líderes escuchan con empatía - Todas las personas han pasado por altibajos en la vida, pero algunos llegarán a un grupo con un sufrimiento profundo o experiencias desgarradoras. Incluso si un líder no ha pasado por esta misma experiencia, los buenos líderes cultivan un corazón de empatía por los demás. Comparten sabiduría y aliento si pueden, o simplemente escuchan con un oído compasivo.
  2. Los buenos líderes no siempre tienen que liderar - Navegar en conversaciones grupales puede parecer un baile complicado, pero la práctica hace al maestro. Los buenos líderes pueden llevar una discusión de regreso al tema, pero también pueden esperar pacientemente a que se responda una pregunta. Incluso el silencio puede beneficiar a un grupo y dar a las personas espacio para ordenar sus pensamientos. Esto no necesariamente viene incorporado en el conjunto de habilidades de un líder principiante, pero si ve el valor en ello, puede aprender a navegar tanto por el ruido como por el silencio.
  3. Los buenos líderes tienen su identidad firmemente arraigada en Cristo - Cuando el valor o el sentido de éxito de un líder proviene de las personas del grupo, la confianza de un líder se puede ver afectada fácilmente. ¿Qué pasa si la discusión fracasa a pesar de los mejores esfuerzos del líder? ¿Qué pasa si los miembros del grupo no están preparados? Si se utilizan circunstancias como estas para evaluar si Dios está obrando, entonces el desánimo está a la vuelta de la esquina. Un buen líder de estudio bíblico enseña cada semana sabiendo que el trabajo real se lleva a cabo detrás de la escena espiritual y aprecia la oportunidad de ser utilizado por Dios en cualquier parte del proceso que Él considere conveniente.

Los buenos líderes no son líderes perfectos, pero por lo general están marcados con algunas cualidades que ayudan a fomentar estudios bíblicos saludables. Anímese porque el trabajo pesado del crecimiento espiritual es lo primero en la lista de tareas pendientes de Dios, y eso lo libera para vigilar con oración a aquellos que lo ayudarán en ese trabajo.



Julie David está casada con un pastor de adoración y después de 20 años en el ministerio junto con tres hijas, todavía está desarrollando el tierno equilibrio de piel dura y corazón lleno de gracia. Actualmente lidera un pequeño grupo de jóvenes de secundaria.


DesktopLinuxAtHome facilita la organización de la iglesia.


Artículos De Interés