Principal Hogar Y Familia 50 maneras de hacer que la lectura sea divertida para los niños

50 maneras de hacer que la lectura sea divertida para los niños

Niños leyendo en un fuerte con linternaLa lectura es una parte esencial de la educación de la primera infancia y una base importante para todas las demás áreas temáticas. Pero, ¿cómo hace que la lectura sea divertida? Aquí hay 50 ideas y consejos para comenzar.

sabias preguntas

Formen hábitos cuando sean jóvenes

  1. Empezar temprano - Puedes empezar a leerle a tu pequeño tan pronto como nazca.
  2. Leer a menudo - No guarde la lectura solo para la hora de dormir. Haga de la lectura parte de su rutina a lo largo del día.
  3. Mantenga los libros a la vista - ¡Lleva libros contigo! Guarda selecciones en el auto, en la bolsa de pañales y en las habitaciones más usadas de tu hogar. Exhiba libros a la altura del niño en los dormitorios y en las repisas de los espacios comunes.
  4. Reúnanse para la hora del cuento en la biblioteca - Deje que su hijo escuche a otros adultos leer historias en voz alta. Muchas bibliotecas ofrecen cuentos y eventos gratuitos de alfabetización apropiados para la edad.
  5. Regala libros - Dale tanto valor a los libros como a los juguetes. Enséñele a su hijo a cuidarlos y a apreciar todo lo que los libros tienen para ofrecer.
  6. Predicar con el ejemplo - Los niños seguirán el comportamiento que ven, así que asegúrese de modelar el placer de leer.

Formas de mejorar su narración

  1. Discutir sobre el autor y el ilustrador - Leer el nombre del autor, el nombre del ilustrador y el título son formas perfectas de comenzar su historia mientras habla con su hijo sobre quienes escriben e ilustran los elementos del libro.
  2. Cambia tu voz - Haga que la lectura sea emocionante cambiando su voz para cada personaje o creando efectos de sonido.
  3. Hablar de las imágenes - Las imágenes pueden contar gran parte de una historia. Pídale a su hijo que le cuente lo que está sucediendo en la historia basándose en las imágenes o pídale que invente su propia historia basada en las imágenes.
  4. Usar movimiento - Usa tus manos y brazos (¡incluso tus pies!) Para dar vida a las historias.
  5. Señalar las palabras - Ayude a los niños a seguir la lectura y a comenzar a aprender a leer señalando cada palabra a medida que avanza. Si cree que pueden pronunciar una palabra o adivinar una letra, invítelos a hacerlo.
  6. Hacer preguntas - Mientras lee, haga preguntas como '¿Qué crees que pasará después?' y '¿Cómo crees que se siente el personaje?'
  7. Mezcla de géneros y tipos de libros - Déle a su hijo una mayor exposición al mundo de los libros ofreciéndole géneros de ficción y no ficción.
  8. Permita que las personalidades brillen - Cada niño aprende a su propio ritmo, así que no lo presione para que esté en un cierto nivel o responda de cierta manera a una historia. En su lugar, elija permitir que el niño marque el ritmo y siga su ejemplo. La exposición constante a la lectura y un maestro paciente son la mejor manera para que los niños adquieran el amor por la lectura.

Consejos adicionales para ayudar

  1. Hacer un proyecto - Haz una manualidad o completa un proyecto de cocina basado en la historia que leíste.
  2. Deje que su hijo elija el libro - Empodere y emocione a su hijo al permitirle elegir qué historia le lee.
  3. Representar la historia - Haga que la historia cobre vida representándola y actuando juntos como grupo.
  4. Mantenlo ligero - La lectura debe ser divertida, así que nunca la convierta en parte del castigo o la disciplina.
  5. Personalizar libros - A los niños les encantará leer un libro sobre ellos mismos. ¡Ordene uno en línea o cree uno propio! Incluya los nombres de sus vecinos y amigos en la historia.
  6. Anotar áreas de interés - ¿A tu pequeño le encantan los dinosaurios? Asegúrate de tener muchos libros de dinosaurios a mano.
  7. Leer a tus mascotas - A medida que los niños crecen y amplían sus habilidades de lectura, pídales que le lean libros a usted y a su mascota, pez, hámster, perro o gato. Elija un animal que se mantenga quieto el tiempo suficiente para una historia y siempre esté presente para supervisar.

Desafíe sus habilidades de alfabetización

  1. Leer libros en varios niveles - Los libros ilustrados, los libros con pocas palabras y los libros de capítulos son buenos libros para exponer a los niños cuando estén listos.
  2. Ofrezca una variedad de material de lectura - No limite su lectura a libros. Revistas, periódicos e incluso cajas de cereales son maravillosas oportunidades de lectura.
  3. Únase a los concursos de lectura de verano - Cada verano, acostúmbrese a leer algunos libros más de lo habitual. Esto prepara a su hijo para aprender a usar su tiempo extra para leer y aprender. Muchas bibliotecas tienen listas y concursos de lectura de verano disponibles de forma gratuita.
  4. Reserve tiempo para leer - Equilibre el tiempo frente a la pantalla con el tiempo de lectura, todos los días. Considere permitir que los niños lean en un dispositivo electrónico (preferiblemente sin acceso a juegos u otras distracciones) de vez en cuando para mostrarles cómo valorar todos los tipos de lectura.
  5. Usa su imaginación - Cuando estén juntos en la mesa de la cena o en el automóvil, comience una historia propia y desafíelos a que la agreguen con su creatividad.
  6. Seguimiento - Desarrollar la comprensión de lectura y las habilidades de pensamiento crítico haciendo preguntas de seguimiento sobre las historias que leen juntos. Para los niños mayores, pídales que escriban un párrafo sobre la historia y expliquen lo que aprendieron.
escuelas biblioteca lectura niños libros aprendizaje lector beige formulario de registro Escuelas de aprendizaje de libros estados beige lectura Seuss educación formulario de registro

Cree un hogar propicio para la lectura

  1. Mantenga una canasta de libros en cada habitación - Haga que los libros sean accesibles manteniendo una canasta de libros apropiados para la edad en cada habitación de su hogar.
  2. Haz una noche de lectura - Sustituya la noche de lectura por la noche de películas o de juegos y haga que toda la familia se siente junta en la sala de estar y lea. Empiece con 15 minutos y aumente a medida que los niños crezcan.
  3. Crea un rincón de lectura - Ya sea tan simple como una silla y una lámpara o algo con una decoración elaborada, crea un espacio acogedor para leer en tu hogar.
  4. Agrega un -Con imanes - Enseñe a los niños a formar palabras y a leerlas en voz alta utilizando letras magnéticas en el frigorífico.
  5. Usar palabras a la vista - Coloque palabras de uso frecuente en la casa para seguir leyendo y aprendiendo como parte de su rutina diaria.

Consejos para la lectura en el aula

  1. Crea un área de lectura - Designe un área de lectura con asientos cómodos y una exhibición de libros de fácil acceso en el aula.
  2. Utilice libros temáticos - Mantenga los libros en sintonía con su salón de clases rotando libros que se relacionen con el tema actual de su salón de clases. Por ejemplo, ¿está aprendiendo sobre Acción de Gracias? Entonces asegúrese de tener a mano muchos libros de Acción de Gracias.
  3. Iniciar un gráfico de libros - Manténgase al día con la cantidad de libros que lee su clase con una tabla visual de libros y pegatinas.
  4. Dar recompensas - Recompense la lectura de una cierta cantidad de libros con una fiesta en clase o un regalo especial.
  5. Mostrar libros - Hacer que los libros formen parte de la decoración del aula.
  6. Vestirse - Use un sombrero de mago para leer historias de Halloween o disfracerse de una canción de cuna cuando lea Mother Goose.
  7. Crear un centro de escucha - Designar un centro de escucha donde los estudiantes puedan escuchar audiolibros y seguir la lectura.
  8. Agrupar libros por nivel - Agrupe los libros por niveles principiantes, intermedios y avanzados para que los estudiantes puedan encontrar libros fáciles de leer.
  9. Iniciar una biblioteca en el aula - Organice una biblioteca en el aula cada semana y permita que los estudiantes elijan libros para pedir prestados y leer en casa.

Experiencias de lectura creativa

  1. Conéctese a eventos de la vida real - ¿Acabas de visitar el zoológico? Lea una historia sobre el zoológico y luego pregúntele a su hijo si su viaje fue similar o diferente al viaje descrito en el libro. Lea un libro sobre acampar y vaya a acampar o lea un libro sobre volar una cometa y volar una cometa. Haz que tu historia cobre vida con experiencias de la vida real.
  2. Probar aplicaciones - Siga leyendo aplicaciones en su teléfono para usarlas con sus hijos cuando no pueda encontrar un libro físico. Algunas bibliotecas ofrecen suscripciones a libros electrónicos, audiolibros y videos a pedido sin costo; simplemente descargue las aplicaciones específicas e inicie sesión con su número de tarjeta de la biblioteca.
  3. Usar impresión ambiental - La lectura no solo tiene que provenir de los libros. Lea todo lo que vea mientras está fuera: señales de alto, carteles de tiendas, cartas de tránsito.
  4. Leer debajo de las cubiertas - Use una linterna para leer debajo de las sábanas en la cama del niño mientras lo abraza. Para los niños mayores, convierta la lectura nocturna en una experiencia espeluznante. Para los niños de todas las edades, cree sombras en la pared y vea quién puede hacer el animal más realista con sus manos.
  5. Hazlo un campamento - ¡Haga de la lectura un evento especial leyendo en una carpa! La carpa no tiene que estar en un campamento al aire libre para ser divertida. Arme una carpa en su sala de estar o en el dormitorio del niño y llénela de mantas y libros. Cree una experiencia de lectura mágica y elija libros con un tema al aire libre o de campamento.
  6. Aventuras en la biblioteca - ¡Escoger libros puede ser tan divertido como leerlos! Lleve a su hijo a la biblioteca y déjelo elegir los libros que le gustaría llevar a casa.
  7. Encontrar letras - Busque letras mientras conduce en el automóvil. Pregúntele a su hijo si puede encontrar algo afuera que comience con el sonido 'sss'. Relacionar los sonidos y las letras con las palabras es una parte importante de la alfabetización, especialmente para los niños más pequeños.
  8. Jugar Letter Walk - Este juego funciona mejor en un área de la ciudad con muchos carteles. Elija una letra y camine para encontrarla en letreros, edificios y automóviles. Ejemplo: Cuente cuántas 'O' puede encontrar a su alrededor.
  9. Lleve a su hijo a una librería - Déjelos navegar por la sección infantil. Luego, pídales que le ayuden a elegir un libro para adultos.

Ahora que conoce algunas formas de hacer que la lectura sea emocionante, ¿qué consejos utilizará para que la lectura sea divertida para su hijo?



Julia Hembree es una madre a tiempo completo y escritora independiente a tiempo parcial que prospera con el chocolate, Starbucks y los besos de niños pequeños.


DesktopLinuxAtHome facilita la organización del hogar y la familia.


Artículos De Interés